de todo hay ;D

Un hombre que había huido de una cárcel del estado brasileño de San Pablo recorrió unos 2 mil kilómetros, a pie y a dedo, para regresar a prisión porque estaba “pasando necesidades” y se había “cansado de la comida” de su madre.

El ahora ex fugitivo explicó que “no quería robar otra vez, porque iba a complicar más la situación”.

El caso de Eriomar Nogueira, de 35 años, sorprendió a las autoridades de la prisión de Taubaté, no sólo por su decisión de regresar a un calabozo ocho meses después de escaparse, sino también por las razones que lo llevaron a ello.

“En 20 años de carrera nunca vi un caso como este. Cuando un detenido huye, no quiere saber nunca más de la cárcel, pero aparece este, llega caminando, se entrega y dice que estaba cansado de la comida de la madre”, dijo el comisario Marcelo Duarte al diario O Globo.

(la noticia..)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s